Accéder au contenu
¡Cruzar el Atlántico con un bebé!

Marion y Arthur (@sailing_silene) decidieron participar a la ARC 2023 acompañados con dos amigas y su bebé, Arsène, ¡con 6 meses de edad! Todo un reto a bordo de su catamarán Excess 11, Silène.

Gracias a una buena anticipación y a una buena configuración del barco, su travesía con Arsène salió a la perfección, ¡lo que les permitió llegar en segunda posición de la ARC! Puede leer sus comentarios sobre la regata aquí.

Si usted también quiere navegar con un bebé a bordo pero aún no se atreve a dar el paso, Marion nos da hoy algunos consejos a tener en cuenta para una travesía segura. Gracias a ella por este precioso testimonio y ¡buena lectura!

 

1/ ¿Cuándo empezó a navegar con Arsène?

En realidad Arsène subió a bordo de Silène muy pronto, con 1 mes y medio, el barco aún no estaba en el agua, habíamos subido a bordo para ver el avance de las obras. Así que Arsène hizo su primera comida y cogió un cabo por primera vez cuando aún estaba en el asfalto.

A los 2 meses cruzó el Golfo de Vizcaya y luego navegamos hasta el sur de Portugal ¡Fue nuestra primera navegación a 3! Volvimos a navegar cuando cumplió 5 meses, rumbo a Canarias, y a los 6 meses cruzó el Atlántico con nosotros. Desde entonces vivimos a bordo y recorremos el Caribe.

2/ ¿Cómo preparó su salida a la mar con Arsène?

Antes de nuestra partida hicimos muchas preguntas a gente de nuestro entorno. Tuvimos el visto bueno de nuestro pediatra, pues aunque nosotros mismos somos médicos, queríamos contar con su aprobación. Gracias a las videoconsultas, ¡incluso pudo responder a preguntas mientras estábamos frente a las costas de Marruecos! Los testimonios de otras mamás que navegan me han dado algunos "tips", pero sobre todo me han tranquilizado. Al final, los únicos que nos desaconsejaron navegar con nuestro bebé fueron… ¡los que nunca lo habían hecho!

 

3/ ¿Qué equipamiento es esencial recordar?

Para navegar tranquilamente con un bebé, es imprescindible llevar a bordo un equipo de seguridad adecuado a su edad. Disponemos de un chaleco salvavidas de su talla, que le ponemos regularmente para que se acostumbre a llevarlo, ¡pero también para que nos acostumbremos nosotros a ponérselo! Cuando salimos en navegación de altura, tenemos un grab bag dedicado a Arsène: contiene leche en polvo (¡también si está en periodo de lactancia! Es importante que pueda alimentar a su bebé en el caso de que su madre no se encuentre en condiciones de amamantarlo), un biberón, agua y algunos pañales de recambio. Un colchón cambiador es muy práctico, pero si no, una toalla doblada le servirá igual. En cuanto a los juguetes, no hay por qué complicarse, ¡unos pequeños libros sonoros o juguetes de playa serán más que suficientes!

4/ ¿Qué adaptaciones ha realizado en su Excess 11 para Arsène?

El Excess 11 ofrece una estupenda habitabilidad, lo que facilita mucho nuestra vida diaria a bordo con Arsène. Para dormir, hemos instalado una cama de tipo Cododo que encaja perfectamente bajo el escritorio de nuestro camarote del propietario.

Cuando era muy pequeño, y especialmente durante la travesía del Golfo de Vizcaya, fijamos su sillita de coche con correas al banco del salón central, lo que permitía instalarlo en un lugar seguro y a la vista, incluso en caso de maniobra. Cuando creció un poco más, la sustituimos por una silla de bebé sujeta al tablero de la mesa salón. Resultó práctico para las comidas, pero también durante los tiempos de juego.

Cuando navegamos los tres solos, utilizamos uno de los camarotes de babor sólo para él: colchón cambiador en la cama, pañales en las bolsas de pared, etc. Todo está a mano, ¡así es muy fácil! También hemos instalado una red en el borde de la cama, que se convierte en un parque para jugar, sin riesgo de caídas … ¡y con vistas sobre el mar!

Tenemos una pequeña tumbona que desplazamos si necesario para que esté cerca de nosotros: allí solía hacer largas siestas a la sombra por las tardes cuando era muy pequeño, y está presente con nosotros en nuestras comidas al aire libre.

Por último, tenemos una pequeña piscina hinchable que nos permite bañarle fácilmente, pero también chapotear a la sombra en el exterior cuando hace calor: ¡diversión y después buena siesta garantizada!

5/ ¿Qué ventajas tiene navegar en familia?

Cuando trabajábamos en tierra, como todas las madres, me sentía culpable por salir por la mañana y volver a casa por la tarde, no tenía suficiente tiempo con él. Navegar en familia nos da la oportunidad de disfrutar plenamente de él.

Está constantemente estimulado: nuevos paisajes, nuevas personas... espabila muy rápido. Y la vida al aire libre parece ser beneficiosa: ¡nunca se ha puesto enfermo! Es tranquilo y duerme muy bien, probablemente acunado por la navegación...

 

6/ ¿Qué consejo daría a una familia que está pensando en llevarse a su bebé?

¡Adelante! A bordo de nuestro Excess 11, se disfruta de grandes sensaciones a vela, sin dejar de sentirse cómodo y seguro. Y confíe en usted (y en él): los bebés se adaptan muy bien. La vida a bordo es una vida de ensueño para un bebé: siempre está cerca de sus padres y…. ¡ «bebé feliz = padres felices »!

@Pauline Zuber

}